Nacido en Finca Legardeta, a 40 kilómetros de Pamplona, en la subzona de Tierra Estella, esta nueva añada de Chivite Colección 125 Blanco 2020 pone de manifiesto una vez más como la variedad Chardonnay ha encontrado en esta finca un reducto único, con unas condiciones climáticas y de suelos perfectos para obtener tipicidad, complejidad y gran capacidad de envejecimiento.

Chivite Colección 125 Gran Vino 2020

La finca se sitúa a unos 480 metros de altitud, en una ladera de pendiente suave con una exposición Norte que le protege de la excesiva insolación y evita la deshidratación de las bayas. La influencia del clima atlántico-continental, en cuanto a temperaturas y régimen de pluviometrías, permite a la Chardonnay madurar a su ritmo, lenta y suavemente manteniendo buenos niveles de acidez, pH y potencial aromático, mostrando finalmente frescura y expresividad.

El suelo contiene importantes cantidades de arcillas y limos, reservorio de agua que permite tener a la planta con un régimen hídrico adecuado y a madurar de forma gradual, sin deshidratarse ni mostrar aumentos exagerados de grado. Habitualmente los suelos arcillo calcáreos están relacionados con la obtención de vinos finos elegantes e intensos.

El viñedo presenta una elevada densidad de plantación, de más de 6.000 plantas/ha, que provoca una competencia entre las plantas que redunda, en una alta calidad de uva.

Acogido a la Indicación Geográfica Protegida 3 Riberas, esta añada 2020 se ha criado en barricas de roble francés y se ha elaborado tras la selección de las mejores uvas vendimiadas a mano. Después de una pequeña maceración, la  uva es prensada a baja presión, seleccionando el mosto yema de mejor calidad. Fermenta y se cría con sus propias lías en suspensión.

Color amarillo pálido con tonos verdosos. Aroma intenso y muy complejo con predominio de fruta  blanca madura. Notas cítricas, de flor de acacia, de fuego perfectamente ensambladas y de panadería. Boca untuosa, densa, sedosa, en equilibrio con una  excelente frescura.