Alejandro Fernández, fundador del icónico grupo de Pesquera de Duero, Familia Fernández Rivera y de la marca Tinto Pesquera, ha fallecido este fin de semana a los 88 años en la ciudad de Santander. Su marcha deja un vacío difícil de reemplazar en el grupo de viticultores de la comunidad de Castilla y León. Con un saber hacer en la elaboración del vino único al alcance de muy pocos.

Alejandro Fernández en Pesquera del Duero
Alejandro Fernández delante del icónico arco de Pesquera del Duero representado en las botellas de Tinto Pesquera

Alejandro Fernández es considerado un revolucionario y visionario en el mundo del vino, una eminencia de la industria vitivinícola con una trayectoria de más de 40 años que fue galardonada en 2014 con la Medalla de Oro al Mérito del Trabajo por su labor en la Denominación de Origen de la Ribera del Duero.

La historia de Don Alejandro Fernández, icono e impulsor de la Ribera del Duero, arranca en 1972, cuando adquiere un lagar de piedra del siglo XVI junto a su esposa, Esperanza Rivera, en el que comienzan a producir sus primeros vinos. En 1975, Familia Fernández Rivera recoge la primera cosecha. El vino que se comercializó se llamó Tinto Pesquera, en homenaje al cariño que Alejandro Fernández y Esperanza guardaban a su pueblo natal, Pesquera de Duero.

Hace dos años pudimos conocer la bodega Tinto Pesquera, puedes consultar nuestra visita aquí.

Gracias a la producción de vinos de la familia, se comienza a hablar del potencial de la Ribera del Duero. Y en 1982 nace la Denominación de Origen. El mismo año, Familia Fernández Rivera elabora el primer Janus Pesquera. Elaborado en añadas excelentes con uva procedente de Viña Alta, el viñedo más alto de la Bodega Tinto Pesquera. Los vinos de Bodega Pesquera se convierten en uno de los más reconocidos y valorados en 1985. Es en ese año cuando el gurú estadounidense del vino Robert Parker, eleva a Tinto Pesquera, concretamente a Janus, a la categoría de los mejores vinos del mundo, considerándolo el Petrus de España.

Alejandro Fernández creador de un importante grupo empresarial

Junto a su mujer e hijas, Alejandro continuó aumentando su legado vitivinícola fundando bodegas en diferentes zonas: Condado de Haza, también en Ribera del Duero; Dehesa La Granja en Zamora; y El Vínculo, este último en las tierras manchegas de Ciudad Real. En 2011, el grupo se diversifica y abre el Hotel AF Pesquera, ubicado en Peñafiel. Todo ello forma el grupo Familia Fernández Rivera.

La Cava de Alejandro en Bodegas Tinto Pesquera
Alguno de sus icónicos grupos en la Bodega Tinto Pesquera

En 2014, Don Alejandro Fernández fue galardonado con una de las Medallas de Oro al Mérito del Trabajo por su labor en la Denominación de Origen de la Ribera del Duero. Una de las últimas condecoraciones otorgadas por el rey emérito, Don Juan Carlos I.

Desde el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero han destacado su papel como impulsor de la marca de calidad. Y que Fernández fuera el artífice de la expansión de la denominación por todo el mundo. “Su forma de interpretar y amar la Ribera del Duero caló en las siguientes generaciones, contribuyó al crecimiento y al prestigio de nuestra DO. Admirado por la crítica y profundamente respetado por sus iguales, deja una gran huella”, afirmaba en un comunicado su presidente, Enrique Pascual.